PUBLICIDAD

Consejos para reducir la factura de la luz


Con el precio de la luz por las nubes cada gesto cuenta. Por eso hemos recopilado 5 trucos que te permitirán reducir el consumo eléctrico en casa para pagar menos de luz cada mes. Aplica nuestro consejos y verás los resultados.





Con los actuales precios de la luz, las medidas para ahorrar energía en casa se hacen más necesarias que nunca. Pueden parecer pequeños gestos, pero si los aplicas verás como gastas menos luz y ello se acaba viendo reflejado en tu factura.





De hecho, un 50% del consumo eléctrico en los hogares proviene de los electrodomésticos y es ahí donde más acciones podemos llevar a cabo. Además de comprar aparatos eficientes con calificaciones energéticas A++ o A+++ (las que menos energía consumen), la manera en que utilicemos los electrodomésticos nos puede ayudar a reducir la factura de la luz. Así, te damos consejos sobre como ahorrar energía con el frigorífico, la lavadora, el horno o la placa de cocción.





También te mostramos cómo aislar mejor tu casa y lo importante que es apostar por luces led. Toma buena nota de estos 5 trucos para ahorrar energía en casa y mantener a raya el recibo de la luz.





5 trucos para pagar menos luz





1. Aísla bien tu casa para que no se escape el calor





Una de las claves para lograr casas más eficientes energéticamente es mejorar los aislamientos y en concreto las ventanas. Un 40% de pérdidas de calor en casa se producen por ventanas que no cierran bien. Nuestro consejo es que optes por ventanas de PVC con vidrios dobles o incluso triples que te aseguren que no entra el frío en casa ni se escapa el calor. Viste las ventanas con unas cortinas tupidas: se calcula que mejoran el aislamiento térmico en un 30%. Y para los suelos, lo mejor son las alfombras mullidas que conservan el calor y reducen el consumo de energía en un 25%. En verano, baja las persianas y corre las cortinas en las horas de más sol y ábrelas cuando empiece a refrescar.





Consejos para reducir la factura de la luz




2. Cambia las bombillas por leds





Lo primero que deberías hacer en casa es deshacerte de las bombillas convencionales y apostar por las luces led. Este tipo de luces consumen hasta un 90% menos que una bombilla tradicional y su vida útil puede superar las 50.000 horas. La clave del ahorro energético de las luces led es que no contienen filamentos como las bombillas convencionales y solo desperdician el 5% de energía en calor. Por ello, son las más eficientes y duraderas. Si cambias tus bombillas por leds tu factura mensual de luz te lo agradecerá.





3. Electrodomésticos más eficientes





Una de las claves para reducir la factura de la luz es ir sustituyendo tus viejos electrodomésticos por otros más eficientes, con etiquetas energéticas A+, A++ o A+++. Por ejemplo, con un frigorífico A+++ puedes ahorrar hasta un 60% de energía en comparación con unos de clase A. La inversión inicial será más elevada, pero el ahorro en el consumo hará que lo recuperes en poco tiempo. Las lavadoras y lavavajillas con etiquetas energéticas desde A+ hasta A+++ no solo ahorrarán energía, sino que también te permitirán hacer un considerable ahorro de agua. Elige, siempre que puedas, los programas ecológicos.





4. ¿Qué placa de cocción consume menos?





Si quieres ahorrar en el consumo de luz, la mejor opción es una placa de inducción. El motivo es que las placas de inducción se calientan el doble de rápido que las vitrocerámicas por lo que el consumo se reduce a la mitad. Además, estas placas transmiten el calor directamente al recipiente, sin que la placa se caliente, por lo que no se producen pérdidas de calor. Este sistema de tecnología fría implica utilizar sartenes y cacerolas especiales para inducción, pero a cambio te ofrece un plus de seguridad (no te quemarás con la placa) y son más eficientes energéticamente.





5. Trucos para ahorrar energía con la lavadora





El mayor consumo de luz que hace la lavadora es en el momento de calentar el agua. Por ello, siempre que puedas, lava con agua fría o a temperaturas lo más bajas posibles. Piensa que la lavadora es, detrás del frigorífico y el televisor, el electrodoméstico que más energía consume: un 8% del total del consumo del hogar. Cuando pongas la lavadora, aprovecha su capacidad al máximo y no laves pocas prendas. Espera a acumular la suficiente ropa para ponerla a carga completa. También te será de ayuda, para ahorrar en la factura de la luz, limpiar regularmente el filtro de impurezas y cal.





Para mantenerte en contacto con Nosotros únete a nuestro grupo de WhatsApp haciendo 

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente