PUBLICIDAD

‘Managers’ de artistas dominicanos y boricuas traficaban cocaína


La Fiscalía Especial Antinarcóticos, la Fuerza de Tarea Contra Drogas de la policía de Nueva York (NYPD) y la Oficina de Investigaciones del Servicio Postal de Estados Unidos anunciaron ayer miércoles los arrestos de los dominicanos Carlos Duarte (Showtime) y Alexis García (Ale G), quienes eran managers de artistas de la República Dominicana y Puerto Rico, acusados de traficar cocaína valorada en millones de dólares usando mochilas y loncheras para niños en edad escolar.





Junto a ellos, fueron detenidos y acusados también Bryan Centeno Rosado, Raúl Sweeney y Wesley Coddington, quienes formaban parte de la banda.





La fiscal especial contra narcóticos Bridge Brennan dijo en un comunicado que Duarte era el líder del grupo y que la droga la traficaban desde la República Dominicana a través de Puerto Rico de donde las enviaban a Nueva York y Massachusetts vía el correo.





Los cinco fueron acusados ayer miércoles de dirigir una vasta conspiración de narcóticos en la Corte Suprema Estatal de Manhattan, con la se agenciaron ilícitamente millones de dólares.









Las loncheras con cremallera tienen las figuras de populares personajes de dibujos animados como «My Little Pony» y «Despicable Me».





«Ocultar estupefacientes en las loncheras de los niños era el modus operandi de esta organización», la fiscal Brennan. «Si esta táctica fue diseñada para deshacerse de la aplicación de la ley, no funcionó».





Duarte y García son responsabilizados de enviar varios paquetes de cocaína desde Puerto Rico a Nueva York entre mayo de 2020 y julio 2021.





La fiscalía dijo que la representación de los artistas que no son identificados en el comunicado, les permitía a los imputados viajar con frecuencia, usando sus posiciones como un “tape” para la operación de tráfico de drogas.





Duarte, fue arrestado este miércoles por la mañana en su casa en el suburbio de Yonkers con 400 gramos de una sustancia blanca en polvo, que dio positivo como cocaína en una prueba de campo.





Los investigadores dicen que incautaron 30 kilogramos de la droga en el transcurso de la investigación, aunque creen que decenas más podrían haber sido traficadas por la red.





En varios de los casos, la droga fue enviada a personas y direcciones fantasmas que no existían o no vinculantes con los nombres dados en el correo.





Las direcciones de devolución eran a menudo en Nuev
a York, aunque los envíos provenían de Puerto Rico. Dos de los paquetes tenían la dirección de regreso de una boutique de ropa de lujo en el Alto Manhattan.





Una búsqueda en un vehículo en el que Coddington estaba el 21 de enero encontró dos kilogramos de cocaína en las loncheras dentro de un compartimiento oculto en el asiento trasero.





Five Charged in Sophisticated Scheme to Mail Cocaine from Puerto Rico New York City inside Children's Lunchboxes




El 28 de abril, detuvieron a Centeno Rosado en un taxi Lyft que se dirigía a la casa de Duarte en Yonkers con cuatro kilogramos de cocaína divididos en dos loncheras, una gris y otra roja.





«A lo largo de los años hemos visto muchas formas creativas en que los narcotraficantes ocultan narcóticos ilegales en un esfuerzo por eludir la detección de las fuerzas del orden», dijo Philip R. Bartlett, inspector a cargo del Servicio de Inspección Postal de los Estados Unidos. «Ocultar narcóticos en artículos de marca para niños es patético».





Duarte enfrenta el principal cargo de de operar como un importante traficante. Otros cargos incluyen conspiración, venta criminal de una sustancia controlada y posesión de drogas.





Se declaró “no culpable” en la lectura de cargos ayer miércoles al mediodía. Fue dejado preso sin derecho a fianza y el juez Abraham Clott advirtió que Duarte enfrenta muchos en la cárcel si es encontrado culpable de los cargos.





García y Sweeney, que se declararon “no culpables” fueron liberado bajo fianza, mientras Centeno Rosado y Coddington serán procesados el 17 de noviembre.





Los fiscales recuerdan que “los cargos y acusaciones son meras acusaciones y los acusados ​​se presumen inocentes hasta que se pruebe su culpabilidad”.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente