27 nov. 2019

El hombre más fuerte del mundo se desangra tras caerle una prensa sobre su pene


Eddie Hall, que mide 1.90 y pesa 177 kilos, se disponía a realizar una rutina de piernas cuando ocurrió la tragedia.

A Eddie Hall (31), un culturista del Reino Unido, lo llaman ‘La Bestia’ porque puede levantar autos, jalar aviones y lanzar barriles de cerveza como si se tratara de un juego.

Pero en una entrevista con Mirror, acaba de revelar que no todos sus intentos de levantamiento de pesas tuvieron éxito. Hace unos años, el coronado seis veces como el ‘hombre más fuerte del mundo’, sufrió un accidente descomunal.

Eddie Hall había apilado una carga de pesas en una prensa para ejercitar sus piernas, cuando se resbaló y todo el peso cayó directamente sobre su pene.

Eddie Hall narró el terrible accidente que sufrió mientras entrenaba en un gimnasio. Foto: Instagram. Esto le produjo una hemorragia que casi le cuesta la vida.

“Casi me desangro. Fue un accidente terrorífico, el peor de todos”, dijo Hall. Lo sorprendente es que no pidió ayuda a los demás asistentes del gimnasio.

Simplemente levantó las pesas, se sentó sobre una banca y después pidió un taxi hacia el hospital, donde fue intervenido de emergencia. “Volví a entrenar pronto”, aseguró al diario británico.

DIETA Y EJERCICIO EXTREMO
Eddie Hall mide 1.90 m, pesa 177 kilos y es la única persona del Reino Unido que ha podido levantar cuatro veces lo que pesa (500 kg) en un ejercicio llamado Hack, una de las modalidades de más riesgo, ya que la barra se sitúa detrás de la espalda.

Para mantener su físico aficionado, sigue una dieta estricta de 8,000 calorías, dos desayunos y tres horas de entrenamiento al día.

“Soy un inglés completo al principio: cuatro rebanadas de tocino, cuatro salchichas, morcilla, huevos, pan frito, frijoles, todo funciona. Luego un segundo desayuno de gachas y unas cinco porciones de fruta”, detalló.

Eddie Hall, además, realiza una extensa lista de compras por las que llega a gastar 600 dólares por semana.

“He roto algunos sofás en mi tiempo. Me dejo caer en los sofás de mis amigos y, a menudo, se separan por la mitad. Tengo una cama a medida, pero también he roto camas de hotel", señaló entre risas.

El transporte también puede ser un caos para Hall, que no cabe en un asiento estándar.

“Conduzco el automóvil más grande que pude conseguir en el Reino Unido, una camioneta Ford Ranger. Incluso eso es un apretón”, finalizó.

Share:

0 comments:

Publicar un comentario

Facebook

Blog Archive